Circulación discursiva y ubicuidades

Coords.: Guillaume Gaudin y José Antonio Martinez Torres

Coloquio: UNED, Madrid, 22 y 23 de marzo de 2018

 

En la Edad Moderna la política fue fruto del pensamiento y de las actuaciones que existían entre los diferentes sectores que componían la sociedad en este momento. Dentro de las instituciones monárquicas, individuos y grupos de fuertes convicciones y creencias construyeron proyectos políticos y económicos que es necesario estudiar y analizar en su contexto original. Sabemos, por ejemplo, que las personas, indistintamente del estatus al que pertenecían, seguían patrones y dinámicas sociales que tenían su propia lógica interna (lucro, linaje), integrándose asimismo en mecanismos generales de gestión política que eran totalmente válidos en esta época (gracia, nepotismo, clientelismo). Si actualmente conocemos en profundidad y detalle las diferentes formas de expresión y agitación que se produjeron en tiempos de declive y crisis (levantamientos, revueltas), no ocurre lo mismo con aquellas que se desarrollaron en momentos de esplendor y relativa calma social. Se impone por tanto una profunda reflexión sobre tales consideraciones en el marco inmejorable que nos ofrecen los imperios de España y Portugal, unidos dinásticamente entre 1581 y 1640, pero separados definitivamente en 1668 tras una cruenta guerra de desgaste en la que también se vieron involucradas potencias emergentes y consolidadas como Inglaterra, Holanda y Francia. Las concomitancias entre España y Portugal, sus divergencias y especificidades territoriales, así como las distintas tradiciones políticas, económicas, culturales y sociales, serán abordadas dentro de un flexible periodo cronológico que pretende ir más allá (por arriba y por abajo) de la ya manida unión de ambas coronas.

Así, este coloquio internacional pretende detenerse en dos importantes cuestiones: la producción discursiva; y las redes o facciones que las generaron. Respecto a lo primero, se tratada de sacar a la luz una serie de inéditos y notables textos producidos en las distintas partes que componían los imperios ibéricos: cómo circularon estos documentos, cómo se difundieron, quién los produjo, cómo se expresan… Todo ello se estudiará y analizará desde diferentes escalas o niveles: desde la metrópoli a la colonia pasando por la Corte. La idea de “ubicuidad”, importante por ser uno de los ejes de este encuentro, quiere insistir en la similitud discursiva que se genera en las distintas partes que conformaban los imperios de España y Portugal. Se trata así de matizar el papel de la citada Corte y de destacar otros centros de creación político-cultural. Además de este aspecto, también se tendrá en cuenta las razones que explican que otros textos no circularan. Naturalmente no se obviará el aspecto más social de esta producción discursiva, todo lo cual se hará por medio del estudio de las redes clientelares y de los grupos de interés, tanto a escala regional o local como global.